Centro de Neuropsicología Alexandra Pardos rehabilitacion infantil

Evaluaciones Neuropsicológicas y Rehabilitación

Dispraxia

Evaluación en el centro Alexandra Pardos:

La evaluación neuropsicológica nos permite establecer el diagnóstico de dispraxia, definir la naturaleza y confirmar la presencia o ausencia de otros déficits asociados. Además, permite verificar las competencias intelectuales del niños para evaluar el impacto de las dificultades motoras en cada una de las funciones cognitivas (percepción, atención, memoria, razonamiento, funciones ejecutivas, lenguaje…). Las herramientas de evaluación que excluyen el componente motor, nos permiten observar el razonamiento del niño y su potencial intelectual para saber las fuerzas sobre las que apoyarnos para compensar los déficits.

Tratamiento en el centro Alexandra Pardos:

A pesar de la naturaleza persistente de este trastorno, es primordial ofrecer al niño que la padece una rehabilitación que le permita evolucionar y adquirir herramientas para aprender a compensar sus dificultades motrices que le limitan en los diferentes ámbitos de su vida.

Esta rehabilitación debe realizarla un profesional experto en la materia para elaborar un plan de tratamiento adaptado a las características de cada niño. Por lo tanto, una vez realizado el diagnóstico de dispraxia y explicada la naturaleza de las dificultades, la rehabilitación se orientará a las necesidades específicas y a las características individuales de cada niño. Los problemas que afectan principalmente el área motora del niño suelen necesitar ayuda de profesionales expertos en el ámbito motor (psicomotricidad). Esta rehabilitación puede ayudar a mejorar el grafismo, la organización en el espacio, el desarrollo de conceptos verbales para favorecer la adquisición de las nociones espaciales y la descomposición de gestos complejos en gestos simples y por lo tanto la auto-estima y adaptación social.

Hay que tener en cuenta, que este tipo de tratamiento tiene sus limitaciones, de ahí la importancia de la aplicación de medidas correctivas que ayuden a los niños a aprovecharse de su entorno, como por ejemplo, el uso de procesadores de texto, presencia de ayudas ergonómicas…

La naturaleza y las causas de la dispraxia, a menudo desconocidas por los padres y profesores, llevan a una incomprensión de las características del niño. Una parte importante de la rehabilitación, es informar a los padres y profesionales de las implicaciones y consecuencias de este trastorno en la vida del niño para proporcionarles las herramientas necesarias para que les puedan ayudar.

Aviso legal   |   Todos los derechos reservados 2015 ®